MÚSICOS-ETNOGRAFOS Y PUEBLOS ORIGINARIOS DE ANATOLIA. EL PUEBLO LAZ.

Ricardo Georges Ibrahim

 

Introducción

La mejor vacuna contra el odio y los nacionalismos estrechos con pretensiones de ser los únicos con derechos a un territorio considerado como propio, es recordarles  la existencia, historia, cultura y derechos de los otros pueblos, normalmente autóctonos, que habitan desde hace milenios un territorio, que no es exclusivo, sino compartido, en el caso de las sociedades pluriculturales de Oriente Próximo.

Lo que hoy se llama República de Turquía, poniendo al país el nombre de una etnia, la   oficial, siempre fue un mosaico de decenas de pueblos, siendo los “recién llegados” para la escala de tiempo de la región, los que le dieron el nombre al país, junto con otros pueblos llegados del Este.

Cuando se habla de Turquía, que a mi juicio espero que algún día democratice su nombre y se llame República de Anatolia, en Occidente sólo se refleja la presencia de dos pueblos: losturcos y los kurdos, estos últimos por ser la minoría más numerosa, (casi 18 millones de personas) e irredentista con aspiraciones nacionales. Se suele recordar la existencia hasta hace un siglo de otro grupo autóctono, que son los armenios, y hoy ya desde hace unos 10 a 20 años se conoce y habla algo más acerca de la minoría siríaco/asiria, casi exterminada también durante la matanza de 1895 y en especial el genocidio de 1915, al igual que los griegos pónticos y de Tracia.

En cambio menos se sabe de los circasianos; de los tártaros llegados casi en masa tras las invasiones rusas del Khanato de Crimea; de los zazace, con su lengua particular  emparentada con el kurdo; de los gitanos (Rom); los armenios  musulmanes HEMSHIN y la población que nos ocupa, el pueblo LAZ (en plural los LAZES o LAZLAR), un pueblo que habita desde el año 3.000 a.C las costas del Mar Negro, tanto turcas como Georgianas. De hecho comparten raíces con el pueblo georgiano.

Ocurre que no todas las minorías tienen aspiraciones independentistas y muchas se en-cuentran en un estado de minorización, no tanto por matanzas, sino por asimilación como fue el caso de los LAZ. Por ello también es muy dificil precisar un número, aunque se estima que son  1.600.000, en su mayoría  en  Turquía, y luego en Georgia y Rusia.

Pero sólo entre 130.000 y 150.000 personas hablan su lengua, el lazca, por  lo cual  cual según  la UNESCO es uno de los idiomas en peligro de extinción.

1- El pueblo Laz

MAPAS: En el primer mapa puede verse el Sanjak (departamento) que se denominaba Lazistán durante el Imperio Otomano. En el segundo, la distribución aproximada de la población Laz en su región de referencia.Y el tercero muestra la región cultural del mar Negro donde habitaban Griegos Pónticos, Laz y armenios Hemshin, entre otros pueblos.

Se dice de los Laz que son gente con sentido del humor y de gran belleza física, lo que llevó a muchas de sus  mujeres al cruel destino de los harenes otomanos.  Ha sido  gente acostumbrada a vivir en sus montañas con casi total independencia.

Con sentido práctico, han sido cristianos ortodoxos bajo el Imperio Bizantino, y se convir-tieron al islam bien entrado el S. XVI, al igual que los armenios Hemshin, que habitan la misma región, para que no los molestaran y mantener su estilo de vida aislada. Hoy día en Georgia son Cristianos Ortodoxos Georgianos, mientras que en Turquía son musulmanes sunnitas.

Su fama de indomables les ha creado en Turquía el estereotipo de ser muy tercos y también a que se diga con con humor que “Sólo una mujer laz puede manejar a un hombre laz”.  

2- Cuando los músicos ofician de activistas y etnografos.

                       FOTO: 1.Kazim Koyunzu . 2. Sopho Khalvashi

En Turquía hay una amplia tradición de músicos  que estudian en conservatorios, pero re-corren los pueblos e  investigan las tradiciones populares, las recopilan y recrean con instrumentos tradicionales y arreglos modernos, pero utilizando la escala musical turco-árabe. Si tuviera que nombrar un país del mundo que destaca por la cantidad y calidad de sus músicos, no me equivocaría si pongo en primer  lugar a Turquía, país además donde encada ciudad hay maestros luthiers, que fabrican instrumentos musicales tradicionales y donde hay abundancia de personas  virtuosas en el uso de los mismos.

Luego de casi 80 años de prohibiciones de hablar y cantar en otras lenguas que no sea el turco, con los aires de democracia cuando comenzó el proceso de negociación para que Turquía pudiera entrar en la Unión Europea, comenzó a haber una aproximación y reivin-dicación de las otras lenguas autóctonas del Estado, y cada pueblo comenzó tibiamente a reivindicar su cultura dándola a conocer a través de la música. Inicialmente fueron los can- tantes kurdos: Ahmet Kaya, Mikhail Arslan, Aynur Dogan y muchos/as otros/as. También la árabe Zehra Sabah.  Luego le siguieron cantantes lazlar,  asirios,  armenios y muchos turcos que integran en su reperteorio canciones en todas las lenguas de los pueblos autóctonos de Anatolia. El más conocido Kardesh Türkuler, nombre que significa algo así como “hermanados por la música”, pero también Züleyha Ortak, o la popular Shewal Sam.

En el caso Lazlar, su música es muy particular, normalmente donde la voz juega un gran papel y que tendría sus orígenes en atiguos cantos de Iglesia.

Usan instrumentos típicos como la guda (gaita) , el kemance (instrumento de cuerdas similar al violín)  e instrumentos musicales compartidos con los pueblos de toda Anatolia, como  el zurna (oboe) y el doli (tambor) pudiéndo cantar mayormente y menos en Lazca.

En Turquía el cantante más famoso Laz, fue Kazim Koyunzu, quien murió tempranamente de cáncer en 2005 y quien fuera además de  gran músico, un activista por los derechos culturales del pueblo Laz.

En Georgia una activista  por los derechos del pueblo Laz, Sopho Khalashi, fue finalista en el Festival de Eurovisión de 2007.

3- La labor del músico-“etnógrafo”:

Hoy día un buen representante de la cultura Laz es Selçuk Balci.

Les dejo aquí un buen ejemplo de recopilación  de melodías populares que se transmiten degeneración en generación, mayormente  canciones de amor, melancólicas que hablan de  perdidas y desencuentros, de la propia tierra, o refleccionan, como en muchas canciones turcomanas, sobre aspectos de la vida y que en muchos casos son anónimas.

En este video pueden ver a Selçuk Balci acompañando a una campesina anciana, en su hogar, probablemente en la localidad de Rize.

En este segundo video ya vemos una producción más ambiciosa,  donde se muestra  el entorno donde desarrollan sus vidas los campesinos Laz, en sus bosques y montañas y en sus casas típicas de madera. Se recompone la melodía,  respetándola e incorporándole arreglos modernos, sin renunciar en nada al uso de ritmos e instrumentos tradicionales, y con participación de los pobladores, e introduciendosé otros instrumentos como violines.

Espero que les haya gustado y,  si es así, compartan,  de este modo  podemos también contribuir  a hermanar a las personas  y los pueblos de las distintas culturas que conviven, no siempre bien,  en una misma región, que por su historia y antigüedad tiene una riqueza humana y cultural irreductible a los chovinismos nacionalistas y religiosos.

 

 

 

Anuncios