“El Líbano es un país muy especial, en el que la gente vive, piensa, se desarrolla y subsiste sin la injerencia del estado”.

Entrevista a SERGIO JALIL, miembro fundador y actual Director Ejecutivo del Centro de Estudios Libaneses en América Latina (CELIBAL)

Por Ricardo Georges Ibrahim

Sergio_Jalil
Profesor Sergio Jalil

La comunidad libanesa en America del Sur, central  y Norte es la más numerosa emigrada desde Oriente Próximo, junto con otros levantinos procedentes de Siria y Palestina. Una “minoría creadora”, en términos del historiador Arnold Toynbee y factor de progreso y modernización tanto en su país de origen, Oriente Próximo y America Latina. Celosos de su independencia los libaneses han plasmado en su país un modelo de multiculturalismo y convivencia entre comunidades constituidas fundamentalmente por minorías étnicas y religiosas, adaptando el modelo tradicional de regulación de la convivencia del Millet otomano, a las condiciones de una república constituida como Estado Nación. A la vez, y a nivel global, han sabido plasmar y mantener una identidad supranacional, global, como sus viejos antepasados fenicios. Los libaneses  gozaron de un alto grado de autonomía bajo la forma de un Emirato semiindependiente bajo el Imperio Otomano, sucediendose emires drusos, y luego cristianos maronitas. Su historia de conflictos, pactos de convivencia, en definitiva de un tipo de contrato social que hunde sus raices en la multiculturalidad mesooriental, en este caso creando una especie de confederación de minorías en un entorno regional mayormente musulman sunní,  base  de un sentido de pertenencia muy fuerte que busca preservar su independencia, como forma de  mantener sus libertades y estabilidad en un pequeño país en una región plagada de dictaduras, marcada por persecusiones, colonizaciones e inestabilidad.

Sergio Jalil, nació en Córdoba, Argentina, donde se   Licenció en Ciencias Políticas. Asimismo cuenta con un Master en Política Internacional de Medio Oriente por la Universidad de Georgetown, en Washington; Master en Estudios Arabes en la misma universidad; especialista de Desarrollo Económico y Política Internacional en Medio Oriente por la Academia Avanzada de Estudios Estratégicos Internacionales, Johns Hopkins University, Washington  DC, y actualmente realizando el Doctorado en Resolución de Conflictos en Sociedades Divididas, Área Mediterráneo y Medio Oriente, en el King College (Reino Unido). 

Ha publicado numerosos artículos periodísticos en diferentes medios de Argentina y Líbano y ensayos sobre política en oriente Medio, en Estados Unidos.

¿Cómo, cuándo y con qué objetivos surge CELIBAL?

El Centro de Estudios Libaneses para América Latina (CELIBAL) nace en el año 2013, como respuesta a la alarmante realidad percibímos entre los jóvenes de origen libanes y también de algunos mayores en quienes vislumbramos un interesante apego por las tradiciones, por la música y la comida pero un notable desconocimiento de la historia, identidad y la especificidad que tiene el Líbano. La confusión de conceptos, la ingenuidad de mezclar los libanes con lo sirio, con lo árabe y hasta con lo turco nos demostró que la nefasta influencia de ciertas campañas que deliberadamente se hicieron en las últimas décadas por parte de algunas embajadas y sus obsecuentes acólitos y por ciertos grupos ideológicamente impulsados por la intencionalidad de desvirtuar los valores únicos y diferenciados que posee el Líbano , a fin de promover sus convicciones políticas ya sea pro arabistas, pro iraníes o pan sirianistas, todas individualmente y en su conjunto contrarias a la noción de Identidad Libanesa.

Ante esa lamentable y preocupante realidad, convocamos a un grupo interdisciplinario de profesionales con experiencia académica y conocimientos científicos y una clara identificación con lo libanes para constituir un Centro de Estudios que promoviera la identidad libanesa y contribuyera en la formación y educación, utilizando metodología didáctica y bases científicas, dirigida los jóvenes de origen libanes y a la colectividad en general a través de sus instituciones. También tomamos el compromiso de ampliar esta función social educadora a los diferentes ámbitos académicos de todo el continente como Universidades, Centros de estudios y entidades culturales con el fin de prestar un servicio a toda la comunidad en los ámbitos más apropiados, explicando no solamente que es el Líbano, sino hacerlo en el contexto de lo que es Medio Oriente incluyendo el tratamiento de los temas más relevantes de la región con rigor académico.

Celibal está compuesto por profesionales académicos especializados en diversas disciplinas (historiadores, economistas, periodistas, politólogos, sociólogos, psicólogos, especialistas en derecho internacional, etc) que provienen de diferentes partes del planeta, tenemos miembros de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Reino Unido y Estados Unidos y nuestra tarea está dirigida hacia toda América Latina en donde escasea el material impreso y no abunda tampoco el análisis y estudio profesional serio e imparcial sobre Medio Oriente en general y el Líbano en particular. Por ello, por medio de Seminarios, conferencias, simposios y eventualmente a través  de publicaciones, ensayos y libros pretendemos cubrir aunque sea parcialmente las deficiencias en estas áreas.

¿Cómo valora la evolución y el desempeño de las instituciones creadas por las comunidades procedentes de Oriente Próximo, especialmente de la región levantina, en Argentina y America Latina? ¿Ve diferencias con las existentes en el mundo anglosajón y europeo?

Las Instituciones tradicionales de la colectividad en América Latina comenzaron a surgir cuando los inmigrantes lograron tener cierta capacidad económica para constituir asociaciones y clubes sociales y de beneficencia. En el caso de Argentina hay algunas que datan de 1905 como la Sociedad Sirio Libanesa de Córdoba y la de Santiago del Estero y muchas fueron fundadas antes de que los estados de Medio Oriente fueran establecidos. Por eso es natural ver que muchos clubes y asociaciones se llamaban Sirio-libaneses que por lo general eso establecía dos cosas: 1) No eran clubes turcos u otomanos ni árabes, a pesar de que portaban pasaportes turco hablaban el idioma árabe. 2) Al decir Sirio-libanes incluía a dos regiones diferenciadas o como mínimo a dos comunidades de emigrantes que se consideraban o sirios o libaneses y que decidieron por cuestiones de afinidad cultural, de idioma, de cercanía en costumbres y tradiciones formar un club común. Es importante destacar que muchas de estas instituciones atrajeron a personas de todas las comunidades religiosas que en esa época venían de aquellos países. Y no es para nada extraño encontrar entre los fundadores o socios primitivos de esas asociaciones a familias de religión judía (las instituciones israelitas surgieron después de la creación del Estado de Israel en 1948)

A partir de la creación del Líbano y Siria como estados separados, comenzaron a surgir instituciones propias de cada uno de esos países como el Club Libanes de Buenos Aires que en su origen era la Asociación Patriótica Libanesa, o la Sociedad Libanesa de Rosario o la de Tucumán. Vale notar que en estas mismas ciudades también surgieron Sociedades puramente sirias diferenciándose claramente entre ellas. En el resto de América Latina ocurrieron situaciones muy similares.

A medida que pasaron los años, la generación de inmigrantes originales se fue achicando y se incorporaban sus hijos y nietos, dándole más dinamismo y amplitud a las instituciones pero al mismo tiempo perdiendo algunos elementos fundamentales del contacto cultural como el idioma y en algunos casos hasta la religión. No era anormal que un descendiente de ortodoxo, melquita o maronita fuera a una iglesia católica a practicar su culto y hasta que un musulmán o druso se convirtiera al cristianismo. Así se fueron perdiendo ciertas tradiciones. También después de 1948 la comunidad judía se alejo de los clubes sirios y libaneses y la creación y proliferación de entidades islámicas, también alejaron a muchos musulmanes de los clubes esencialmente laicos y no sectarios.

En Estados Unidos se produjeron situaciones semejantes, pero mi experiencia en ese país me permitió observar  que allí la mayoría de los eventos sociales se dan alrededor de los centros de culto y no tanto en los clubes que son pocos y se encuentran más que nada en la parte sur del país.

Europa es diferente porque la inmigración es mas nueva y no existen tantas asociaciones sociales, sino mas bien culturales y hasta políticas, y por la cercanía tanto geográfica como generacional, no han tenido necesidades de constituir clubes, ya que muchos de los emigrados y sus descendientes visitan una o más veces al año sus países de origen con lo cual las necesidades de vincularse con sus paisanos no es tan importante.

Una parte de los libaneses, en especial la comunidad maronita, desde los discursos hegemónicos nacionalistas árabes, desde los años 50′ , ha sido descrita como “separatista” o “renegada” de sus supuestos orígenesárabes. Sin embargo también podríamos decir que ha sido una de las comunidades que más ha resistido el discurso arabizante y alejado de la realidad étnica autóctona de la región,  promovido por dictaduras y sectores intelectuales que incluían cristianos. ¿Continúa vigente ese discurso y paradigma o cree que en los tiempos actuales comenzó a fisurarse? ¿A qué atribuye que algunos intelectuales cristianos levantinos  hayan participado activamente en la creación de un imaginario nacionalista árabe, aun sin serlo?

Las comunidades libanesas de América Latina fueron pioneras en desarrollar instituciones culturales protectoras y defensoras de la identidad libanesa. En 1959 se crea FIEL (Federación Interamericana de Entidades Libanesas) que será el origen y base de lo que dos años más tarde se llamaría Unión Libanesa Cultural Mundial, reconocida por el gobierno libanes como la única representante legitima de la emigración libanesa. Recordemos que Palestina vivía el caos de su emigración forzosa y la creación de Israel y Siria vivía una inestabilidad constante hasta que esta fue reemplazada por un gobierno militar autoritario que impuso (e impone hasta) hoy su férrea e innegociable voluntad por medio de la represión y despótico sistema político legitimizado y legalizado por una constitución impuesta.

Una vez que el régimen Baasista sirio se establece firmemente comienzan a desarrollar trabajos de influenciamiento y proselitismo en la emigración. Su acción más notable fue la celebración de un congreso de emigrados sirios en Damasco en 1965 y creación de FEARAB (Federación de Entidades Árabes Argentinas) en 1971. En efecto esto no era ninguna federación… ni tampoco era árabe… era un practico instrumento inventado, financiado y dirigido por el gobierno sirio intentando acaparar bajo su tutela a todos los descendientes de “árabes”. Esto es absolutamente consistente con la ideología y pensamiento baasista que para esa época ya estaban aliados con los sostenedores de la Gran Siria (integristas que no reconocen las independencias ni del Líbano ni la de Jordania, ni Palestina, y algunos hasta la de Chipre!)  del partido Nacional Socialista Sirio.

Así se da en la década del 70 la disputa FEARAB vs UNION LIBANESA CULTURAL MUNDIAL, esta última no solo compuesta por maronitas sino por otros cristianos, drusos y hasta musulmanes libaneses que creían fervientemente en la independencia del Líbano y en la particularidad y singularidad de la identidad y cultura libanesa.

Las disputas eran entre Sirios y Libaneses esencialmente, o mejor dicho entre quienes apoyaban al gobierno sirio (algunos libaneses apoyaban y apoyan al régimen de Damasco) y quienes sostenían la necesidad de preservar y proteger la soberanía, independencia e integridad territorial del Líbano.

Es normal que la comunidad Maronita se identifique con el Libanismo en lugar del Arabismo y del Pan sirianismo. El Líbano no existiría sin los maronitas que siempre lucharon por su autonomía y eventualmente por su creación como estado independiente. Y los maronitas que fueron perseguidos no solo por musulmanes sino por otros cristianos (bizantinos) encontraron en el Líbano su refugio natural y su Hogar Nacional. El maronita se siente primero libanes. En sus iglesias está presente la bandera del Vaticano, la del país donde están y la del Líbano! No hay otra iglesia identificada con un país como la maronita… Los maronitas en el Líbano siempre tuvieron la libertad de expresarse…no es así en otros países árabes…

Las cúpulas de otras iglesias cristianas, siempre tuvieron que lidiar y encontrar equilibrio entre autoritarismos y e islamismo. La islamización de Medio Oriente, especialmente a partir del flujo de petrodólares en todo el Medio Oriente, los llevo a sentir que lo “árabe” los incluía… mientras que lo “islámico” los excluía. Las ideologías seculares panarabistas les parecían menos amenazantes que el fundamentalismo islámico. La arabización se impuso no solo entre los musulmanes, sino también entre los cristianos de toda la región a excepción del Líbano que por su libertad, tradición de coexistencia y paridad demográfica estaba menos sujeto a la arabización ideológica y cultural que venía apalancada económicamente desde Arabia Saudita y con el consentimiento pragmático de los baasistas y naseristas. Muchos cristianos sintieron que “arabizándose” cultural y lingüísticamente obtenían ciertas garantías de participación y pertenencia a las masas. El nacionalismo árabe ya sea de Nasser, o el del Baas y hasta el Nacionalismo Sirio es esencialmente no islámico y por eso atrajo a algunos cristianos de diferentes países, con la excepción del Libano, en donde si bien algunos cristianos fueron atraídos por el arabismo, la gran mayoría se encontraba comodo, representado y participe de la Nación Libanesa y por ello la contrapartida fue el Nacionalismo Libanes, el cual sin dudas posee un fundamental aporte de la comunidad Maronita.

¿A qué factores atribuye la crisis del secularismo en las sociedades de Oriente Próximo , y la reislamización en clave integrista de las últimas décadas? ¿Cómo cree que afectan estos cambios culturales a la convivencia?

La crisis del secularismo se debe a que los partidos que sostenían estos ideales cayeron en manos de individuos, clanes, o bandas autoritarias que tomaron el poder y subvirtieron todo orden institucional y democrático. Se destruyo la sociedad civil, se desmantelaron instituciones y todo fue reemplazado por el estricto control del partido al servicio del clan o la secta (Sadam Hussein, los Assad , el ejercito en el caso de Egipto) No fue el secularismo el culpable sino quienes lo secuestraron. Los islamistas aprovecharon este encuadramiento para equiparar el sometimiento y abusos de poder con el secularismo… Lo secular era peligro, nocivo y destructivo para los islamistas, era una idea foránea traída de occidente. En países en donde el colonialismo había hecho estragos, el socialismo había fracasado, el capitalismo era sinónimo de opresión occidental y el secularismo era despótico, absolutista y represivo, el Islam se presentaba como única y novedosa alternativa. Se reivindicaba la gloria de los imperios islámicos, la heroica conquista de la mitad del mundo conocido por aquellas épocas, el retorno a las bases, a las enseñanzas del Profeta y sus primeros seguidores.

En resumen, el fracaso y el abuso de poder estimulan el surgimiento y alimentación de las ideologías islamistas.  En Siria por ejemplo, en 2011 las protestas que dieron origen al enfrentamiento del gobierno con la población, fueron totalmente pacificas y no violentas y se hacían por reclamos a mas derechos sociales, políticos y económicos. El Regimen respondió con vehemencia e inusitada virulencia. No eran islamistas los que salieron a protestar pacíficamente. El gobierno de Bashar inmediatamente culpo a los islamistas financiados desde el exterior y aplasto las demostraciones con brutal represión. Al producirse deserciones de los soldados decidió dar una amnistía en la que libero de la prisión de Sednaya mas de 200 clérigos y violentos islamistas que hoy son los líderes del Estado Islámico, de Al Qaeda, Nusra y una veintena más de grupos islamistas que combaten al régimen. Bashar Asad auto genero su propia profecía…que el combatía al extremismo islámico… a quienes el libero de prisión y a los que antes (desde 2003 al 2009 ayudo a cruzar a Irak para combatir contra las tropas Iraquíes y Americanas.

¿Como son las comunidades de emigrados de Oriente Próximo en America Latina, comparadas con las que emigraron a otras geografías? ¿En qué medidase ven  afectadas por  los conflictos de sus países de origen?

La emigración de Medio Oriente en América Latina es muy vieja. En su mayoría data de principio del Siglo XX por lo que hoy está compuesta mayoritariamente por nietos y bisnietos de aquellos emigrantes y en muchos casos las generaciones más jóvenes ni siquiera conocieron a quienes emigraron más que por anécdotas, leyendas y cuentos familiares.

Los que frecuentan a clubes e instituciones reciben información y noticias por vías que casi siempre tienen un fuerte tinte ideológico. Hay instituciones que reciben y reproducen lo que les envían desde Damasco… y muchas veces he visto publicaciones en las que se reproducen o traducen artículos de agencias rusas, iraníes o sirias de información…con lo que claramente están condicionando las noticias. No existe la libertad de prensa ni de expresión en ninguno de esos países, por lo que la opinión no es opinión sino dogma. La cantidad de teorías conspirativas y culpabilidad de occidente de todo lo que ocurre en Siria o en Palestina o en el Congo… es sugestiva. No hay independencia de criterios y lamentablemente esto llega a los socios de los clubes (especialmente los que están vinculados a Fearab) y a los jóvenes quienes repiten y toman lo leído como un hecho.

En las colectividades libanesas y palestinas hay mas debate, se permite y se estimula la diferencia de opinión lo que es un reflejo de lo que ocurre en los países de origen.

Mas allá de lo que viene desde allá, las colectividades están también sometidas a la postura ideológica propia y lo que permea de la prensa. En general cuando leo algo en español sobre Medio Oriente, si son de derecha el material tiene un evidente contenido pro israelí o anti árabe o anti islámico. Del otro lado la izquierda escribe a favor de Bashar Assad, de Hizbollah, de Irán… y siempre en contra de Estados Unidos e Israel… y los que no nos convencen ninguna de las dos ideologías o tendencias que leemos? Nada… tenemos que escribirlo y proponerlo nosotros… ese es el desafío de hoy y lo será en el futuro. Producir material, mostrar evidencias, proponer estudios serios y científicos para reemplazar la mera ideología, el patoterismo ideológico y el amarillismo periodístico.

¿Cómo es el Líbano post guerra civil, y por qué en este pequeño país, a pesar de su diversidad y de haber vivido invasiones y conflictos internos, hay un mayor grado de libertad y estabilidad que en los países de su entorno? ¿Es posible una nueva crisis que afecte la convivencia y derive en una nueva guerra civil?

La guerra en el Líbano termino oficialmente en el año 1990 con el Acuerdo de Taif que fue impuesto por los “ganadores” con el consentimiento y financiamiento de Arabia Saudita. Y es curioso porque se habla de guerra civil, sin embargo los ganadores no fueron ninguno de los contendientes libaneses… quien gano la guerra fue el régimen Sirio que también fue quien colaboro enormemente en iniciarla, luego mediar, mas tarde intervenir, hacer de juez y parte y finalmente lograr terminarla con el premio que tanto deseaba que fue la ocupación del Líbano.

Siria ocupo el Líbano por 15 años después de haber tenido sus tropas presentes por otros 14 años durante la guerra. Por eso durante el periodo que va desde 1990 hasta 2005, la estabilidad la daban los tanques sirios, los jefes militares que sacaban provecho y altísimos beneficios de la corrupción y mafias que surgieron con la reconstrucción del país. Fue un periodo en el que el Líbano volvió a ser colonia, pero esta vez no francesa sino colonia siria. Por eso la estabilidad, por eso la única milicia permitida fue Hizballah (aliada de Siria y dependiente de Iran) y por eso entre 1990 y 2005 no hubieron mayormente conflictos con Israel! Siria gobernaba el Libano. Fue un periodo de deterioro constante y creciente de las instituciones. Elecciones controladas por Damasco, leyes favorables a Siria y su clase empresarias que casualmente eran socios de los militares y en especial del clan Assad.

El Líbano se libero de Siria en el 2005 y allí empieza el verdadero periodo de recuperación de la independencia. Pero Hizballah que estaba perdiendo su poder y prestigio ante el retiro de sus protectores, recurre a la estrategia de confrontar a Israel en 2006 y con la violenta, devastadora y desproporcionada respuesta israelí, Hizballah vuelve a constituirse en un actor estelar con la excusa de ser los defensores de la soberanía y el único ejercito árabe que combatía con eficacia y coraje a los israelíes. Esto repercutió negativamente en la vida política e institucional libanesa. Hizballah era el único actor armado del escenario político libanes y se comporta como entidad benéfica cuando hace falta, en partido político cuando le conviene y en milicia armada cuando amerita el caso. En el 2008 utilizo sus armas para controlar a Beirut con lo que su relato que usan solo las armas contra Israel se desvanece y al enviar tropas a Siria a defender al régimen de Asad a partir del 2011 queda más que evidenciado que Hizballah es un quasi estado dentro del estado libanes con su propia economía, relaciones exteriores e inclusive una visión particular de identidad libanesa que no es compartida por la mayoría de los libaneses incluso muchos shiitas a quienes dicen representar.

El Líbano es un país muy especial, en el que la gente vive, piensa, se desarrolla y subsiste sin la injerencia del estado. El gobierno está ausente en casi todos los aspectos que le deberían competir. El libanes aprendió a vivir sin el estado no ahora… desde hace mas de 40 años. El libanes no quiere más guerra. No hay condiciones para una guerra civil, pero si puede haber una guerra en el Líbano… no por voluntad de los libaneses, pero la presencia de Hizballah en Siria, el aumento del fundamentalismo en la región, la presencia de más de 1.5 millones de refugiados sirios, en el Líbano y la confrontación regional entre Arabia Saudita e Irán que influyen fuertemente en las dos coaliciones políticas que hoy dominan en el Líbano, son elementos más que peligrosos y de latente preocupación. El hecho de tener una milicia armada controlada por un partido político (Hizballah) que recibe instrucciones precisas, financiación y condicionamientos de Iran es un serio peligro. Por otra parte si dentro de los refugiados sirios (que en su mayoría escaparon de la violencia desplegada por el gobierno sirio) hubiera tan solo el 1% de potenciales terroristas, violentos o simplemente personas desesperanzadas y sin futuro, estaríamos hablando de por lo menos 15,000 personas! Además, sea cual sea el futuro de Siria, si Bashar y sus acólitos o descendientes continúan en el poder, quien garantizara que desde el Líbano los propios refugiados sirios no sean quienes inicien actividades guerrilleras con el potencial riesgo de retaliación por parte del régimen sirio… Y si no fuera Bashar…si fueran los islamistas o si Siria se parte en cuatro, los riesgos serian semejantes. El Libano corre un gran riesgo por lo que pasa y pueda pasar en Siria. La experiencia de los palestinos lo demuestra claramente, solo que Siria seria mucho peor.

¿Como ve la situación actual de Oriente Próximo tras la ilusión que generaron las llamadas “Primaveras árabes”?

Algunos autores dicen que la Primavera Árabe empezó en Beirut cuando más de un millón y medio de libaneses (casi el 40% de la ciudadanía) pidió el retiro de las tropas sirias y el fin del autoritarismo colonial de Bashar Asad.

La Primavera Arabe para mi fue un inicio… que aun no ha concluido su ciclo. Si es cierto que lamentablemente el primer capítulo de esta historia termino sin éxito. En Libia cayó Gadaffi pero el caos y la división se adueño del país. En Egipto cayo Mubarak pero la democracia que trajo al primer gobierno de la Hermandad Musulmana duro poco y los militares volvieron a sus andanzas y hoy controlan a Egipto con más fuerza y represión que antes. Yemen es un caos, Bahrein tuvo que pedir ayuda a Arabia Saudita para reprimir a las minorías Shiitas que protestaban por más derechos. Emiratos Arabes y Arabia Saudita misma tuvieron que repartir millones para apaciguar sus protestas internas, Iran como siempre reprimió, altero el resultado de sus elecciones y el líder Supremo es el único que puede decidir todo, eso sí, en algunas cosas se puede opinar (democracia estilo Khomeinista).Siria reprimió a los pacíficos e incentivo una guerra con fundamentalistas sacrificando al país y a su población para salvar al régimen… y aun continua…

Las dictaduras siguen, las demandas siguen estando insatisfechas y para mi, la Primavera Árabe tendrá su segundo y tercer capítulo hasta que se acaben las dictaduras…eso si…el peligro es que en el proceso se produzca un mayor avance del fundamentalismo islámico…por eso digo que serán varios capítulos…pero continuara.. y ojalá que al fin triunfen por el bien de su población y del mundo. En Europa algunas revoluciones demoraron 50 años… en el Medio Oriente puede pasar lo mismo, aunque creo que con la tecnología, la información y la educación será todo más rápido… por eso los regímenes le temen tanto a estos tres elementos cruciales: tecnología, información y educación. Eso es lo que liberara a los pueblos de Medio Oriente.

¿Qué escenarios nos esperan para los próximos años en la región?

Veo un periodo de larga confrontación con Rusia poniendo sus narices, Estados Unidos autoexiliado de la región pero ambos vendiendo una cantidad record de material bélico. Crecimiento del fundamentalismo pero al mismo tiempo creo que se canibalizaran entre ellos. Surgirán nuevos grupos con nuevos nombres, nuevos líderes con semejante ideología pero pequeñas diferencias. Se pelearan entre ellos, al final de cuenta son como tribus y clanes y eso dará lugar para la esperanza de renacimiento en la región.

Occidente tiene que entender que interviniendo militarmente legitimiza más a los islamistas. Bombardeando medio Oriente genera más odio, enlista más fundamentalistas para la causa islámica y genera al mismo tiempo más odio animadversión en sus propios países.

Serán los propios musulmanes quienes encaren su liberación. Liberación de las dictaduras, monarquías absolutas, autoritarismos sean militares, civiles, islámicos, seculares, socialistas o capitalistas.

Occidente debe bombardear con LIBROS, inundar los países con tecnología, lograr que la información sea libre y disponible, y la población local con ese poder lograra su emancipación.

Entre las comunidades cristianas de tradición siríaca y la propia comunidad libanesa maronita, arabizada lingüísticamente, se aprecia un nuevo interés por recuperar y darle status nacional al siríaco/arameo, como idioma nativo y anterior al árabe en Levante y Mesopotamia.¿A qué se debe este fenómeno y cuál cree será su evolución?

Sí, existe un renovado interés en recuperar la lengua, la cultura y las tradiciones pre árabes. Celibal ha lanzado exitosamente un curso sobre los idiomas del Líbano: fenicio, Arameo, Árabe y Libanes. Claramente con la consigna.

Creo que hay un interés de conocer la verdad mas allá de las ideologías y así como en Medio Oriente se dio la Primavera Árabe en nuestra colectividad se da un renacimiento de la opinión independiente de las embajadas y de los partidos que han impuesto un pensamiento que procuraba eliminar toda referencia que no fuera “árabe” Hay gente que se empieza a dar cuenta de cómo han sido las cosas…

La gente esta naturalmente en contra de los colonialismos, de los imperialismos y eso fue lo que paso en Medio Oriente…solo hace falta más gente que se los explique con claridad, respeto a la verdad y contundencia.

Las iglesias orientales, especialmente las que tienen rito arameo son fundamentales, aunque algunas de ellas, todavía no consiguen salir del matrimonio por conveniencia con el régimen Sirio… si esto se termina sería un gran avance…y se liberarían las iglesias con lo cual se avanzaría más rápido en la recuperación de las culturas pre islámicas.

Las comunidades musulmanas arabizadas de la región parecen haber asumido sin fisuras la identidad de los conquistadores árabes, en base a un discurso almibarado de una supuesta conquista pacífica y liberadora  de los árabes musulmanes al llegar a la región. Teniendo en cuenta su fuerte identidad musulmana que invade todas sus facetas identitarias, ¿Debemos dar por perdido o roto cualquier lazo de identidad común y posibilidad de que participen/acompañen en procesos de descolonización cultural de nuestra historia compartida e identidad? Por ejemplo en las reivindicaciones de recuperación lingüística o construcción de identidades seculares. 

La expansión islámica y la dominación del estado que la convirtió en un imperio ciertamente afecto a todas las regiones ocupadas en lo que respecta a identidad, conciencia comunitaria y pertenencia cultural. Es cierto que el estado-nación nace mucho mas tarde…pero el Islam se constituyo como estado universal previniendo cualquier otro tipo de desarrollo de conciencia proto-nacional. Se puede debatir si la conquista musulmana fue pacífica y liberadora o violenta y sometedora, depende de dónde, quien y como  se lo observe. La realidad es que hubo de todo un poco y en distintos grados de intensidad. Pero lo importante es que el Islam tuvo una intencionalidad unificadora. Había quienes recibían con beneplácito el orden y la rigurosidad del Islam y había quienes veían en esa unificación y avance cultural la lamentable pérdida de identidad, idioma y particularismo comunal.  Lo cierto es que los Imperios Musulmanes intentaron ecualizar lo árabe con lo islámico hasta promovieron la confusión de los términos. Esto también fue utilizado de diferentes maneras por ideologías seculares en el sentido opuesto, diciendo que se podía ser árabe sin ser musulmán y claramente se puede ser musulmán sin ser árabe.

Creo que la respuesta a tu pregunta pasa por el ámbito académico que lamentablemente no está muy involucrado ni activo y las respuestas generalmente provienen de sectores de propaganda ideológica, orientación política manifiestamente arabista.

La identidad no se destruye tan fácilmente, ni con cien o miles de años de ocupación. La identidad es como el ADN, se lleva adentro y puede incorpora o ampliarse con otras identidades pero siempre está latente.

La identidad tampoco es estática, sino dinámica y fluctuante. Por ejemplo la Identidad de un habitante del Líbano en la época de los fenicios, era diferente a la de un libanes de hoy. El Líbano fue invadido a lo largo de la historia y cada invasor, ocupante o pasajero dejo su contribución a formar lo que hoy es la identidad Libanesa. Sin embargo en la identidad de un Libanes de hoy está presente la identidad fenicia y no se borro ni diluyo. Sigue constituyendo un parte esencial del ADN libanes, como también lo son los aportes de los arameos, los griegos, los romanos, los árabes, los otomanos, los franceses, etc

Lo importante es el respeto a las identidades y la noción de que no todos somos lo mismo, ni tenemos que serlo. La diversidad y multiculturalismo hicieron del Líbano un país diferente, único y especial. Esa es su riqueza y de allí surge su cosmopolitanismo, la coexistencia religiosa y hasta lingüística, se fortalecen las libertades individuales, se fomenta la libertad y variedad de pensamiento y el pluralismo político que lo diferencias de los demás países de la región. Un libanes puede sentirse árabe, puede sentirse fenicio, puede sentir que en el predomina su identidad musulmana, ortodoxa, drusa o maronita, sin que eso constituya una competencia con su identidad libanesa.

Rescatar las identidades que fueron combatidas por el Islam o el arabismo, promover su conocimiento, su protección y reivindicación haría a Medio Oriente una región más tolerante, más vibrante y de la que nadie tenga que emigrar o dejar de practicar su culto costumbres ni hablar su idioma. El Líbano no es un modelo, pero si es una experiencia que debería ser imitada, no solo en Medio Oriente sino también en Occidente. Entender al Líbano es el camino para que Occidente entienda a Oriente y viceversa. Para eso nació Celibal.

Un comentario sobre ““El Líbano es un país muy especial, en el que la gente vive, piensa, se desarrolla y subsiste sin la injerencia del estado”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s