“Un pueblo sin su lengua puede ser pueblo, pero mudo, inexpresivo.”

Entrevista al Dr. Efrem Yildiz Sadak, profesor titular de Estudios Hebreos y Arameos en la Universidad de Salamanca. De origen asirio, es doctor en Teología Bíblica. Investigador de Lenguas y Literatura arameas, e historia y cultura de los asirios en general. Habla una decena de idiomas, y ha publicado una gran cantidad de artículos y libros sobre estos temas. Sus dos últimos libros han sido “Himnos de San Efrén de Nísibis” y “Gramática de Arameo moderno: Suret”. Actualmente es coordinador del Grado de Estudios Hebreos y Arameos de la Facultad de Filología de la Universidad de Salamanca. 

Por Ricardo Georges Ibrahim

foto Efrem
EL Prof. Dr. Efrem Yildiz en su despacho en la   Universidad de Salamanca. Facultad de Filología.  Estudios Hebreos y Arameos.

Recientemente se acaban de conmemorar  101 años del genocidio asirio, simultáneo con el armenio, que conocemos como “SEYFO”. ¿Cómo han afectado estos sucesos a su familia? ¿Qué sucedió en su región de origen, Shirnak?

El genocidio fue devastador, más de dos tercios de mi pueblo fueron aniquilados de la manera más espantosa. Mi pueblo, de nombre Harbole, situado en el norte de Asiria/Mesopotamia (actualmente sureste de Turquía) sufrió además las consecuencias del terrible genocidio perpetrado por los turcos y los kurdos. Ambos participaron activamente en la destrucción del pueblo asirio. Cabe recordar que lo mismo sucedió con los armenios y con los griegos pónticos.

¿Cómo ve la situación actual de las comunidades asirias en su patria histórica?

El pueblo asirio (bajo sus distintas denominaciones eclesiales) nunca ha dejado de sufrir por las persecuciones y masacres perpetradas a lo largo de su historia. La situación actual está marcada no sólo por la destrucción de nuestros hermanos en Irak y Siria, sino también por la erradicación de su memoria histórica, destruyendo todo su patrimonio histórico y artístico para no dejar rastro de su existencia. La situación sólo puede calificarse de crítica, terrible, devastadora y sobre todo  intencionada. El modo de proceder de los criminales del grupo islámico, es el mismo: primero masacrar a la población y luego destruir todo para borrar cualquier rastro de su memoria histórica.

Se está construyendo un movimiento nacionalista asirio con gran fuerza en las diásporas, aunque con problemas endémicos, por ejemplo el confesionalismo y el sectarismo, que aun en una comunidad minorizada, fractura y fragmenta hasta la propia denominación de un pueblo. ¿A qué se debe que haya distintos sectores que se definan como arameos, asirios, siríacos e incluso hasta quienes alardean de una “especificidad caldea”?

Por desgracia, este interés por identificarse con distintas denominaciones, aun siendo  un mismo pueblo, ha acarreado un empobrecimiento preocupante. Son divisiones históricas que han ido diezmando al pueblo asirio y segregándolo en grupos dirigidos por responsables eclesiales que no siempre cumplen con lo que predican ni se limitan a su actividad pastoral. La ingente cantidad documental histórica sobre el pueblo asirio, que abarca varios milenios, ha llevado a una interpretación que no siempre refleja la verdadera  historia del mismo. Hasta hace poco, quienes estudiaban eran, en su mayoría, miembros del clero, que según la tendencia o doctrina que profesaban, transmitían también la historia según unos intereses tendenciosos. Las distintas nomenclaturas eclesiales: Siro-orientales y occidentales, atribuidas al pueblo asirio por los occidentales, dieron lugar a otras nomenclaturas que pretendían casar lo étnico con lo religioso. El pueblo asirio no se ve, ni se entiende, sin su identidad étnico religiosa dada su situación histórica. Cuando el pueblo Asirio-babilonio se convirtió al cristianismo, el Patriarca asumió un doble poder: espiritual y material. A lo largo de los dos mil años de historia, la Iglesia de Oriente ha experimentado muchas divisiones. Ya en el Siglo V, con el tema de duofisismo y monofisismo, se produjo una primera división. De  ello fue víctima la Escuela de Urhay/Edesa (actual Urfa)   que fue clausurada a finales del siglo V por esta disputa cristológica. Abreviando, así nacieron varios grupos eclesiales como Siro-Antioqueno, Siro-Ortodoxo (jacobita) de la que surgió también la rama católica, Siro-Oriental (nestoriana), que volvió a escindirse de nuevo en el siglo XVI, dando lugar a la Iglesia Caldea, entre muchas otras divisiones.   Estas separaciones dividieron al pueblo asirio de tal manera que ya no se entiende como nación sin su vínculo eclesial. Esto ha llevado al pueblo asirio a una situación insostenible porque cada uno de sus líderes espirituales reclama sus derechos sobre los miembros de su comunidad y todo lo que él propone es acatado por el pueblo como tal. De ahí que los roces, los odios históricos, el afán de poder, etc.,  llevaron a mi pueblo a la ruina.  De no haber estado tan disperso, hubiera podido reorganizarse y constituirse como pueblo, con su tierra, su independencia, su autonomía. Pero sus representantes, en su mayoría religiosos, lo imposibilitaron al insistir en sus discrepancias. Por ello algunos se hacen llamar sirios, siriacos, arameos, caldeos…El ejemplo más reciente de esta triste realidad es el del Patriarca de la Iglesia Caldea que ahora reclama el derecho de la nación caldea, con una bandera propia, de la misma manera que el grupo que se autodenomina arameo atraviesa la misma situación. En definitiva, mientras el pueblo asirio no separe lo divino de lo humano, el diablo continuará con su nefasta acción provocando estragos, dividiendo, sembrando odios absurdos y divisiones insalvables. Que Dios se apiade de nosotros, pero, sobre todo, de quienes separan a mi pueblo por rencillas y motivos sin fundamento.

¿El movimiento político asirio, en su diversidad, está condenado a hacer proselitismo exclusivamente entre las comunidades cristianas  y a ser políticamente más etnicista que multiculturalista?

No, no se trata de hacer proselitismo entre los cristianos. El problema del pueblo asirio radica en la imposibilidad para entenderse sin remontarse a sus raíces religiosas, porque este aspecto ha sido el elemento clave de las persecusiones que ha sufrido a lo largo de su historia. Por tanto, hasta hace muy poco decir asirio era y, prácticamente es, sinónimo de cristiano. Es una manera semítica de entender la propia idiosincrasia.  En los últimos tiempos se han descubierto otros grupos pertenecientes a otras confesiones religiosas que son de origen asirio. Su inclusión en la nación asiria será posible si se separan los dos pilares que caracterizan al pueblo asirio: religión y Estado. Si los líderes políticos logran liberarse e independizarse de la cúpula religiosa, podrían incorporarse otros grupos socio-religiosos en la nación asiria. Algo así sólo podrá venir del grupo que vive en la diáspora, lo mismo que sucedió con los kurdos que propusieron una posible democracia que desembocó en tener una autonomía. Para el pueblo asirio la consecución de una patria propia llevará su tiempo, por no decir que, a día de hoy, es algo impensable porque los obispos y los patriarcas no lo permitirían.

¿Cómo ve y qué lugar ocupan los arabizados de Levante y Mesopotamia, musulmanes y cristianos (entre éstos los fieles de las iglesias Melkitas y la Maronita) en la construcción de una identidad asiria?

Los líderes espirituales se equivocaron estrepitosamente al abandonar su proia lengua, pero las circunstancias históricas no dejaban otra alternativa si se quería sobrevivir en un ambiente hostil y marcado por la persecusión contínua. La arabización del pueblo asirio en sus diferentes vertientes religiosas sirvió de base para la desintegración de una nación. Un pueblo sin su lengua, es decir, sin su instrumento base de expresión, es un pueblo abogado a la desaparición. Entra en un proceso lento pero seguro. Nuestros hermanos  maronitas y melkitas, en mayor o menor grado, piensan, razonan, actúan, empleando una lengua que los aleja de sus hermanos arameoparlantes. Por ello, no nos engañemos, una cosa es la utopía y, otra, la realidad. Un pueblo debe emplear sus propios medios para pensar, razonar y expresarse, tanto por escrito como por vía oral, en su propia lengua. Esta es la razón principal  por la que los medios de comunicación occidentales no se aclaran ni entienden la realidd semita desde la perspectiva semítica. Para ellos son cristianos árabes, cristianos kurdos o cristianos turcos, sin distinguir los unos de los otros, porque según la mentalidad occidental, se pertenece al país de nacimiento. Aplicar este razonamiento a Oriente Medio es un suicidio socio-lingüístico-cultural porque, a pesar de las repúblicas creadas artificialmente por los occidentales, existe un mar de pueblos y naciones que fueron absorbidos por los actuales Estados árabo-musulmanes.   Esto dió lugar al surgimiento de nomenclaturas erróneas aplicadas a los cristianos que son los auténticos habitantes de Mesopotamia y el resto de Oriente Próximo.

¿Cuáles son hoy día los límites sentidos de la patria histórica de los asirios? Tengo la sensación de que sigue habiendo dos almas con proyectos duales, que responden a los presentados por las respectivas delegaciones eclesiales en la Conferencia de PAz de la Sociedad de las Naciones en 1919. Entonces el clero nestoriano consideraba su patria casi coincidiendo con los límites del antiguo Vilayeto de Mosul (antes de las reformas administrativas del siglo XIX, es decir las actuales Mardin, Diyarbakir, parte de Van, Bitlis, Siirt, Shirnak, Hakkari) y Urmia (en Iran), dejando de lado sitios simbólicamente tan importantes como Urfa, mientras que las delegaciones de las Iglesias Siriana Ortodoxa, Católica y Caldea, abogaban por los territorios que llamaban “La Gran Siria”, es decir, Levante y Mesopotamia.

 Antes de responder a la pregunta principal, una aclaración de conceptos para evitar errores acuñados desde hace mucho tiempo. Me refiero al término “nestoriano”. El clero que usted llama nestoriano pertenece a la Iglesia de Oriente que en arameo es “Edta  dMadenha“. Es su título oficial desde que se erigió como Iglesia autocéfala.

La petición de los asirios de un territorio perteneciente a una nación asiria era muy amplia. Pero no prosperó porque ni los turcos, ni los aliados tomaron en serio la cuestión asiria. Los mismos asirios fueron exigiendo cada vez menos, vista la inmovilidad de los implicados en la causa. Se terminó pidiendo una autonomía territorial muy reducida. El motivo por el cual los grupos asirios siro-ortodoxos, siro-católicos y la delegación de la Iglesia Caldea abogaban por los territorios que usted menciona fue por la presencia de sus comunidades eclesiales en Urfa y sus alrededores. Sin embargo los asirios pertenecientes a la Iglesia de Oriente, con sede patriarcal en Qutchanes, reivindicaron los lugares donde históricamente y eclesialmente tenían presencia real. Convendría remontarnos al siglo V para entender las razones por la cual los asirios duofisitas no reclamaron esa región como parte del territorio nacional asirio.

¿Qué opinión le merece el auge y la proliferación de asociaciones asirias trasnacionales y virtuales por los asirios de las diásporas, especialmente las emigradas al hemisferio norte y Australia?

Las distintas asociaciones asirias en la diáspora desempeñan una labor muy importante. Sin ella el pueblo asirio no hubiese logrado retomar la cuestión nacional de forma efectiva. En la patria nuestros compatriotas no tienen mucho margen de maniobra porque, aunque estamos en el siglo XXI, predomina el ancestral sistema tribal.  Por ello, la labor de las asociaciones asirias en occidente es determinante para la reconstrucción de la nación asiria en su territorio de origen.

Respecto a Turquía y otros países de Oriente Medio, hay otras minorías sin Estado que comienzan a visibilizarse y tienen problemas similares a los de los asirios. Sin embargo, cada una va por su lado y no veo que haya discursos integradores de alianzas o apoyo mutuo, porque sigue priorizándose la identidad religiosa a la étnico-cultural. ¿Por qué cree que no se ha avanzado en frentes o alianzas con otros grupos: yezidís, mandeos, turcomanos, alevis, Laz, hemshin, etc?  Dejo de lado la gran minoría kurda porque goza de voz, gobiernos regionales y apoyos.

Al hilo de lo mencionado, junto a las minorías asirias existen otras con los mismos problemas de autogobierno, territoriales, y si me apura, lingüísticos. Desde la creación de la República Turca no cabe la posibilidad de recuperar los territorios ocupados. Desde que se declaró zona de protección el norte de Irak se ha convertido en territorio exclusivamente kurdo, aunque, teóricamente, de cara a occidente, se habla de los derechos de otras minorías como la asirio-caldea, yezidí, turcomana…En los últimos tiempos se están forjando coaliciones entre minorías para frenar un poco el avance kurdo que ha dado paso hacia la realidad nacional independiente y autónoma. El primer indicio es la identificación territorial de la zona, todo el mundo habla de kurdistán, pero nunca se nombra como Asiria, que sería el nombre correcto y justo.

Sabe que en America Latina, especialmente en el Cono  Sur hay una centenaria emigración de mardinenses y urfanlíes,  mayormente asirio/siriacos y armenios católicos, mayormente arabófonos, cuyos descendientes no tienen muy en claro su identidad. Han estado influenciados por los fuertes nacionalismos árabe, sirio y armenio por lo cual sigue siendo un poco confuso para ellos el tema identitario. Más cuando hace poco más de una década que comienza a hablarse de asirios y a hablarse de este pueblo como un pueblo y etnia con identidad propia. Al menos en el mundo hispanohablante, ya que en el anglosajón esta tendencia comienza mucho antes. Entonces lo que ha sucedido es que muchos se han definido por su iglesia de pertenencia: caldeo, siriaco, armenio…. Otros pocos  por la lengua: árabes o arameos. Otros por la geografía: turcos, sirios, libaneses e incluso palestinos, según donde hayan nacido sus padres o abuelos (muchas familias tras el genocidio de 1915 emigraron a estas regiones y luego de allí a Brasil o Argentina, entre otros países). ¿Qué mensaje les daría de cara a aclarar algunas cuestiones a esta comunidad que ha quedado aislada del resto por su destino de emigración en el hemisferio sur, y con apenas contacto con las otras comunidades hermanas emigradas al mundo anglosajón y el norte de Europa?

La historia de los asirios es enormemente amplia, estamos hablando de casi siete mil (6766) años de historia. El pueblo asirio ha conocido períodos de gloria pero también de crisis. Desde que perdió su hegemonía territorial ha estado viviendo bajo distintos poderes políticos, empezando por el Medo-elamita (Aqueménidas), griego, romano, parto, persa, árabe musulmán, otomano… , pero nunca perdió su identidad propia como pueblo. Tras su conversión al cristianismo fusionó los poderes espiritual y material en su lider espiritual. Los líderes espirituales, dada su naturaleza humana, cometieron errores que ocasionaron grandes consecuecias sobre el pueblo asirio. Primero las divisiones internas , que ya desde las disputas cristológicas han ido separando al pueblo asirio en distintas ramas eclesiales en forma irreversible. La separación se visualizó también a un nivel lingüístico, por ello hablamos de los dialectos occidental y oriental. Por otra parte la lengua literaria cedió el puesto al árabe, porque los mismos intelectuales cristianos empezaron a escribir en árabe y lo mismo sucedió con las liturgias orientales que paulatinamente se celebraron en árabe. Hubo zonas donde la mayoría de la población llegó a ser arabófona, posteriormente turco o kurdo parlante. En realidas los asirios son los primeros auténticos políglotas. Pero siempre ha habido una lengua dominante, es un fenómeno natural que con el tiempo la minoría se convierte en bilingüe e incluso en trilingüe. Este proceso puede acarrear la desaparición de la propia lengua si se vive en una zona aislada y se prohibe el uso diario a la educación en la propia lengua. Este fenómeno acaeció en la patria cuando el territorio históricamente asirio, fue dividido entre las actuales repúblicas: Turquía, Siria, Irak e Iran. Posteriormente,  este abandono  de la propia lengua será provocado por la emigración, sobre todo cuando está provocada por las duras persecusiones. El proceso de traslado forzoso, situación inicial precaria, asentamiento, adaptación e integración en la sociedad de acogida, no ayudará mucho a la segunda generación a conservar los elementos básicos propios. El proceso de adaptación e integración conllevarán, en la mayor parte de los casos, la pérdida del domino de la lengua materna. Así, tenemos asirios en los cinco continentes que hablan escasamente la lengua materna pero dominan la lengua de la nación en que viven. Nuestros líderes, que en su mayoría eran y aún son clérigos, no han fomentado el aprendizaje de la propia lengua; se comprende, ya que no eran    lingüístas expertos y han hecho lo que han podido. Pero ahora tenemos la ocasión y los medios para recuperar lo perdido. Hoy día existen muchos recursos, gramáticas, diccionarios, libros de texto… para aprender la propia lengua. Para la lengua moderna faltaba un buen manual en español y, por ello, lo trabajé y lo publiqué para que nuestros hermanos en Latinoamérica y España tuvieran un medio práctico y completo para iniciarse en el arameo moderno. Así que más vale tarde que nunca. Un pueblo sin su lengua puede ser pueblo, pero mudo, inexpresivo. Por ello el primer paso es recuperar la propia lengua  y con ella,  el legado histórico cultural del mismo. Este mensaje va dirigido especialmente a mis hermanos que viven desde hace mucho en Latinoamérica y separados de su patria. Basta querer y aplicarse, y el resto es cuestión de tiempo.

Muchas gracias por su tiempo.

Quienes deseen contactar con el Dr. Efrem Yildiz pueden hacerlo a través del siguiente email: efremy@usal.es

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s